Renuncia a la herencia

Por | 29 abril, 2015

La consulta de la Dirección General de Tributos V0539-15 de 10 de febrero hace referencia a la renuncia a la herencia.

La renuncia a la herencia está regulada en el art. 28 de la ley del impuesto de sucesiones y donaciones.

La consulta detalla las dos formas de renuncia que podemos encontrarnos: renuncia pura y simple o a favor de una persona determinada.

Renuncia pura y simple:

En este caso el que renuncia no tributa por ningún concepto y es el beneficiario de la renuncia quien tributará por el impuesto de sucesiones. Aplicando el parentesco del renunciante, siempre que tenga un parentesco superior que el beneficiario.

Quien renuncia a la herencia se entiende que no llega a aceptar la misma.

Renuncia a favor de persona determinada:

Quien renuncia tributa por el impuesto de sucesiones y quien acepta la herencia tributará por la adquisición que hace (si la renuncia es gratuita, tributará por el impuesto de donaciones y si la renuncia es onerosa, tributará por el impuesto de transmisiones patrimoniales)

En este caso se entiende que quien renuncia acepta la herencia para luego disponer de ella y renunciar a favor de una persona en concreto.

La consulta aclara también, el supuesto de renuncia a una herencia prescrita. En este caso se considera a efectos fiscales como una donación. Tributando por este impuesto el beneficiario de la herencia.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *