El TS desmonta el método de comprobación de valores “valor catastral por coeficiente” y exige la visita del perito al inmueble

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TS dictó el pasado día 23 de mayo de 2018 una importantísima sentencia, número 843/2018, en la cual fija jurisprudencia en relación al método de comprobación de valores consistente en aplicar al valor catastral de un inmueble un coeficiente multiplicador a fin de fijar su valor real.

En este sentido, la sentencia del TS supone una importante novedad ya que desmonta el citado método de comprobación de valores y exige la visita del perito al inmueble.

El argumento del TS es clásico, por reiterado en multiplicidad de sentencias, y consiste en el argumento de que para realizar una correcta valoración de un inmueble no pueden utilizarse reglas estereotipadas y objetivas que en nada tienen en cuenta las características singulares del bien objeto de pericia.

Así, de acuerdo con el TS, el citado método debe completarse con la pertinente visita del perito de la Administración al inmueble, única manera de individualizar y valorar las características concretas que presenta éste.

Las cuestiones sometidas a la consideración de la Sala fueron las siguientes;

La  primera  cuestión  consistió  en  “determinar  si  la  aplicación  de  un  método  de  comprobación  del  valor  real de  transmisión  de  un  inmueble  urbano  consistente  en  aplicar  de  un  coeficiente  multiplicador  sobre  el  valor catastral  asignado  al  mismo,  para  comprobar  el  valor  declarado  a  efectos  del  Impuesto  sobre  Transmisiones Patrimoniales  y  Actos  Jurídicos  Documentados,  permite  a  la  Administración  tributaria  invertir  la  carga  de  la prueba,  obligando  al  interesado  a  probar  que  el  valor  comprobado  obtenido  no  se  corresponde  con  el  valor  real”.

En relación a dicha cuestión el TS argumentó, de manera muy contundente, lo siguiente;

a) El método  de  comprobación  consistente  en  la  estimación  por  referencia  a  valores  catastrales,  multiplicados por  índices  o  coeficientes  (  artículo  57.1.b)  LGT  )  no  es  idóneo,  por  su  generalidad  y  falta  de  relación  con  el bien  concreto  de  cuya  estimación  se  trata,  para  la  valoración  de  bienes  inmuebles  en  aquellos  impuestos  en que  la  base  imponible  viene  determinada  legalmente  por  su  valor  real,  salvo  que  tal  método  se  complemente con  la  realización  de  una  actividad  estrictamente  comprobadora  directamente  relacionada  con  el  inmueble singular  que  se  someta  a  avalúo.

b) La aplicación  del  método  de  comprobación  establecido  en  el  artículo 57.1.b)  LGT  no  dota  a  la  Administración de  una  presunción  reforzada  de  veracidad  y  acierto  de  los valores  incluidos  en  los  coeficientes,  figuren  en disposiciones  generales  o  no.

c) La aplicación  de  tal  método  para  rectificar  el  valor  declarado  por  el  contribuyente  exige  que  la  Administración exprese  motivadamente  las  razones  por  las  que,  a  su  juicio,  tal  valor  declarado  no  se  corresponde  con  el valor  real,  sin  que  baste  para  justificar  el  inicio  de  la  comprobación  la  mera  discordancia  con  los  valores  o coeficientes  generales  publicados  por  los  que  se  multiplica  el  valor.

d) El interesado  no  está  legalmente  obligado  a  acreditar  que  el  valor  que  figura  en  la  declaración  o autoliquidación  del  impuesto  coincide  con  el  valor  real,  siendo  la  Administración  la  que  debe  probar  esa  falta de coincidencia.

La  segunda  cuestión sometida a la consideración de la Sala fue  “determinar  si,  en  caso  de  no  estar  conforme,  el  interesado  puede utilizar  cualquier  medio  de  prueba  admitido  en  Derecho  o  resulta  obligado  a  promover  una  tasación  pericial contradictoria  para  desvirtuar  el  valor  real  comprobado  por  la  Administración  tributaria  a  través  del  expresado método,  habida  cuenta  de  que  es  el  medio  específicamente  regulado  para  cuestionar  el  valor  comprobado  por la  Administración  tributaria  en  caso  de  discrepancia”.

En relación a dicha cuestión el TS apuntó varias ideas que ya había utilizado en anteriores ocasiones;

a) La tasación  pericial  contradictoria  no  es  una  carga  del  interesado  para  desvirtuar  las  conclusiones  del  acto de  liquidación  en  que  se  aplican  los  mencionados  coeficientes  sobre  el  valor  catastral,  sino  que  su  utilización es  meramente potestativa.

b) Para oponerse  a  la  valoración  del  bien  derivada  de  la  comprobación  de  la  Administración  basada  en  el  medio consistente  en  los  valores  catastrales  multiplicados  por  índices  o  coeficientes,  el  interesado  puede  valerse de  cualquier  medio  admisible  en  derecho,  debiendo  tenerse  en  cuenta  lo  respondido  en  la  pregunta  anterior sobre  la  carga  de  la  prueba.

c) En  el  seno  del  proceso  judicial  contra  el  acto  de  valoración  o  contra  la  liquidación  derivada  de  aquél el  interesado  puede  valerse  de  cualesquiera  medios  de  prueba  admisibles  en  Derecho,  hayan  sido  o  no propuestos  o  practicados  en  la  obligatoria  vía  impugnatoria.

d) La decisión  del  Tribunal  de  instancia  que  considera  que  el  valor  declarado  por  el  interesado  se  ajusta  al valor  real,  o  lo  hace  en  mayor  medida  que  el  establecido  por  la  Administración,  constituye  una  cuestión  de apreciación  probatoria  que  no  puede  ser  revisada  en  el  recurso  de  casación.

Finalmente, en relación a la tercera de las cuestiones, que consistía en “determinar  si  puede  ser considerado  como  precio  medio  de  mercado  del  inmueble  urbano  transmitido,  que  refleja  su  valor  real,  el  precio satisfecho  por  el  adquirente  en  una  situación  puntual  y  excepcional  en  el  mercado  local”  , el TS señala que resulta  innecesaria su contestación,  no sólo  porque  esa  valoración  se  sitúa  igualmente  en  el  terreno  de  la  valoración  probatoria,  sino  porque,  además, debe  entenderse  ya  contestada  en  las  respuestas  a  las  preguntas  anteriores.

Ha sido ponente de la citada sentencia el magistrado Francisco José Navarro Sanchís que, una vez más, ha estado brillante.

La citada sentencia cuenta con un voto particular a cargo del magistrado Nicolás Maurandi Guillén que, a nuestro parecer, aún no compartiendo el contenido del mismo, tiene un gran interés.

Para saber el estado actual de la comprobación de valores inmobiliarias en Cataluña, pincha aquí.

   

One thought on “El TS desmonta el método de comprobación de valores “valor catastral por coeficiente” y exige la visita del perito al inmueble

  1. Pingback: El TS pone al borde del abismo las comprobaciones de valores inmobiliarias en Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *