Los préstamos hipotecarios entre particulares y su fiscalidad en TPO

Los préstamos hipotecarios en los que el prestamista es un particular están exentos de la modalidad de TPO.

Así, el art. 45.I.B)15 declara que estarán exentos de TPO los préstamos.

Por otro lado, el art. 15.1 de la LTPOAJD señala que la constitución de fianzas y de los derechos de hipoteca, prenda y anticresis en garantía de un préstamo, tributarán exclusivamente por el concepto de préstamo (teoría del “tratamiento unitario del préstamo”).

En consecuencia, estando el préstamo otorgado por un particular exento de TPO, las garantías personales (fianza) o reales (hipoteca, prenda y anticresis) en garantía del mismo también estarán exentas de TPO.

En este caso, se entiende que hay un único hecho imponible, que es el de préstamo hipotecario y no dos actos, préstamo e hipoteca.

Para que entre en juego la teoría del tratamiento unitario del préstamo es necesario que la constitución de la garantía sea simultánea con la concesión del préstamo o en el otorgamiento de éste estuviese prevista la posterior constitución de la garantía (art. 25.1 de la LTPOAJD).

Si la garantía personal o real no se constituye de manera simultánea al préstamo o bien su constitución no estuviese prevista en la concesión de préstamo, tributará de manera autónoma, aplicándose las reglas previstas en la Ley para la determinación de la base imponible de las garantías reales y personales y, en su caso, su sujeción a TPO o AJD.

El art. 15.2 de la LTPOAJD señala que se liquidarán como préstamos personales las cuentas de crédito, el reconocimiento de deuda y el depósito retribuido.

Por tanto, cuando cualquiera de dichos actos se garanticen con una garantía personal o bien real en los términos arriba apuntados, la constitución de dichas garantías también estarán exentas de TPO (art. 25.2 de la LTPOAJD).

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *