Caso práctico de Sucesiones. Herencia a favor de cónyuge y disolución de sociedad de gananciales.

Por | 25 mayo, 2017
Caso práctico de Sucesiones. Herencia a favor de cónyuge y disolución de sociedad de gananciales.
Vota este artículo

El señor Serafín fallece el 18 febrero de 2017, vecino de Cornellà, casado (bajo el régimen económico matrimonial de gananciales) con Dolores, sin descendencia.

El Señor Serafín dejó testamento donde nombraba heredera universal de todos sus bienes, a su esposa Dolores.

El causante residía en Cornellá donde tenía su vivienda habitual, por tanto, para la liquidación del Impuesto de sucesiones será competente la Comunidad Autónoma de Catalunya.

Los bienes de los que era titular el señor Serafín en el momento de la defunción son:

  • Vivienda situada en Cornellà, valor 145.000 euros (con un valor catastral de 68.500 euros) Pertenecía al causante y a su esposa con carácter ganancial. Sin cargas.
  • Cuenta corriente con un saldo de 85.000 euros y otra cuenta con un saldo de 10.752,44 euros; ambas cuentas también pertenecían al causante y su esposa con carácter ganancial.

Total haber ganancial: 240.752,44 euros.

Con carácter previo a la aceptación de la herencia debe realizarse la liquidación de la sociedad de gananciales por defunción de uno de los cónyuges.

El valor de los bienes gananciales es de 240.752,44 euros, por lo que corresponde a Dolores como consecuencia de la disolución de la sociedad de gananciales, un valor de 120.376, 22 euros (en la disolución de la sociedad de gananciales Dolores se adjudica la mitad de la vivienda y la mitad del saldo de las dos cuentas bancarias).

La disolución de la sociedad de gananciales es una operación sujeta a Actos Jurídicos Documentados, pero si no se produce ningún exceso en las adjudicaciones (cada uno recibe en función de su participación) es una operación exenta.

Disuelta la sociedad de gananciales, la heredera, Dolores, acepta la herencia de su marido por un valor de 120.376,22 euros (formada por la mitad de la vivienda y la mitad de los saldos de las dos cuentas bancarias).

Liquidaciones a presentar:

Modelo 600 por la disolución de la sociedad de gananciales

Sujeto pasivo: Adjudicataria de los bienes. Dolores

Transmitente: Serafín

Fecha de devengo: fecha de la disolución de la sociedad, en este caso la fecha de la defunción. 18 de febrero de 2017

Código de exención: 112

Código de la tarifa: AJ3

Total a ingresar: 0 (por ser una operación exenta)

 

Modelo 660 y 650 por la herencia.

Modelo 660

Causante: Serafín

Fecha de devengo: fecha de defunción (18/02/2017)

Relación de bienes:

  • Vivienda: 72.500 euros
  • Cuentas bancarias: 47.876,22 euros (42.500 + 5.376,22)

Valor total de los bienes: 120.376,22 euros

No hay cargas que se puedan deducir.

Valor del ajuar doméstico: 3% del valor de los bienes; 3% de 120.376,22 euros: 3.611,28 (en caso de cónyuge superviviente se permite reducir este importe en un 3% del valor catastral de la vivienda habitual. Si la vivienda habitual tiene un valor catastral de 68.500 euros, el 3% son 2.055; por tanto al ajuar doméstico se reducen 2.055 euros).

3.611,28 – 2.055 : 1556.28 euros

No habiendo deudas ni gastos deducibles, resulta un caudal hereditario de 121.932,5 euros

Modelo 650:

Contribuyente: Dolores

Fecha del devengo: fecha de defunción, 18/02/2017

Causante: Serafín

Caudal hereditario fiscal: 121.932,5 euros

Participación del contribuyente en el caudal hereditario: la parte de la herencia que le corresponde al heredero del que estamos liquidando el modelo 650. En este caso como sólo hay un heredero el importe coincide con el caudal hereditario.

Mismo importe será la base imponible del impuesto: 121.932,5

Reducciones:

  • Parentesco: por ser cónyuge corresponden 100.000 euros.
  • Vivienda habitual: 68.875 euros (95% de 72.500)

Total reducciones: 168.875 euros

Como las reducciones superan a la base imponible, no hay cuota a ingresar pues la base lliquidable (base imponible – reducciones) queda a 0.

En el mismo supuesto práctico, pero sin aplicar la reducción de vivienda habitual (la señora Dolores tiene intención de vender la vivienda para irse a vivir con su hermana):

Base imponible: 121.932,5

Reducciones:

  • Parentesco: 100.000

Base liquidable: base imponible – reducciones (121.932,22-100.000): 21.932,5 euros.

Tarifa: 5% sobre 21.932,5 euros: 1.096,62 euros.

Coeficiente multiplicador: 1 (cónyuges, descendientes y ascendientes les corresponde un coeficiente del 1)

Cuota tributaria: 1.096,62 euros

Bonificación sobre la quota: A los cónyuges les corresponde una bonificación del 99% sobre la quota tributaria: 99% de 1.096,62: 1.041,80 euros.

Cuota a ingresar: 54,82 euros (cuota tributaria – bonificación; 1.096,62 – 1.041,80)

La Señora Dolores deberá ingresar por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones 54,82 euros y si se aplica la reducción de vivienda habitual, no habría cuota a ingresar.

   

Comparte este artículo.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

4 thoughts on “Caso práctico de Sucesiones. Herencia a favor de cónyuge y disolución de sociedad de gananciales.

  1. JUAN araujo

    Buenos dias,

    En este caso, si el regimen matrimonial hubiera sido de separación de bienes, como paso previo a la aceptacion de la herencia, ¿tambien es necesario realizar la disolución de la societad?

    Por lo demas entiendo que en este caso, cambiando solamente el regimen, no cambiaria ninguna liquidación de las realizadas.

    Muchas gracias por el blog, los casos practicos son muy utiles !!

    Responder
    1. Beatriz Jover Sierra Autor Artículo

      Hola Juan

      En el caso que el régimen matrimonial sea el de separación de bienes, no se debe realizar el trámite de disolución de sociedad; pues en dicho régimen no se constituye ningún tipo de sociedad conyugal (como si sucede en el caso de la sociedad de gananciales). Los bienes de los que era titular el causante en el momento de la defunción son los que pasan a formar parte de la masa hereditaria sin ningún trámite previo.

      La liquidación de la herencia sería igual, no hay ninguna modificación.

      Muchas gracias por tus comentarios.

      Un saludo
      Beatriz y Josep Maria

      Responder
  2. JUAN araujo

    Buenas tardes,

    Muchas gracias por la respuesta. Me está sirviendo de mucha ayuda ya que este caso me afecta particularmente. Al revisarlo me han surgido algunas dudas que os expongo y si os va bien ya me decís.

    Si es en separación de bienes no hay sociedad conyugal. En este caso entiendo que como tributarían bienes de posesión conjunta entiendo que lo que se haría sería que el cónyuge vivo se queda con su parte igual y dependiendo del título hereditario asumiría más o menos parte del resto del bien. ¿Sería así?

    En caso de soc. Gananciales comentáis que es una operación sujeta a AJD, pero si NO se produce ningún exceso en las adjudicaciones, es una operación exenta. Entiendo que si se produce el exceso pero se compensa en efectivo, tributara en AJD por el importe del exceso. Pero si se produce exceso evitable y se compensa pero no en efectivo, tributara por TPO.

    Sobre los excesos de asignación en general , me surge la duda de como tributan una vez sabemos que lo tienen que hacer por TPO. ¿Se tributa en función del bien que se queda en exceso el subjeto pasivo o según el tipo de bien con el que paga dicho exceso?

    Ejemplo: Si me quedo con la totalidad de un piso (en exceso), pero pago dicho exceso en bienes muebles. Pagaría el exceso al 5% (bien mueble), o al 10% (immueble)?
    Ya para acabar a ver si me podéis confirmar: En disolución de comunidad que no ha realizado act. Económica y que no tiene bienes inscribibles. Si se produce sin excesos de adjudicación, ¿no estaría sujeta a ningún tipo de impuesto verdad?
    Y entonces, lo mismo pero con bienes inscribibles, ¿estaría sujeto a AJD pero exento?

    Muchas gracias de nuevo y disculpad por el numero de dudas.

    Responder
    1. Beatriz Jover Sierra Autor Artículo

      Buenos días Juan,

      En relación a la cuestión que planteas señalar;

      a) Efectivamente, si se está casado bajo el régimen matrimonial de separación de bienes no hay comunidad, en consecuencia, en caso de defunción, la parte de la cual era titular el difunto pasará a integrar la masa hereditaria y la parte que le correspondía al cónyuge viudo simplemente le seguirá perteneciendo como antes, sin más.

      b) La disolución de la sociedad de gananciales, sin excesos de adjudicación, es una operación exenta de AJD. En el caso de que hubiere un exceso de adjudicación habría que ver si es evitable o no y si se compensa en metálico o no.
      Así, si es inevitable y se compensa en metálico, no tributará por TPO, estando exento de AJD. Si el exceso de adjudicación es evitable, si se compensa en metálico, tributará por TPO, siendo la base imponible el valor del exceso.
      Si el exceso evitable se compensa con otro bien, igualmente habrá tributación por TPO tanto para el que lo tiene como para el que recibe un bien como contraprestación en vez de metálico (permuta). La base imponible sería el valor del exceso para el que lo tiene y el valor del bien entregado como contraprestación para el que lo recibe.

      c) Sobre los excesos de adjudicación onerosos hay que tener presente como idea general que preferentemente deben ser compensados en metálico. Ello es así porque la entrega de dinero como precio no tributa, sin perjuicio que pueda tributar el exceso. Así, si tengo un exceso, evitable, y lo compenso en metálico, quien tiene el exceso tributará por TPO por el valor del exceso. Si el exceso recae sobre un inmueble, 10 por ciento. Si es mueble, 5 por ciento. Dependerá de en que tipo de bien se concrete el exceso. Si el exceso lo compenso con otro bien (en vez de metálico), pongamos una motocicleta, tributará quien tenga el exceso sobre un inmueble al 10 por ciento TPO y si este, como contraprestación, en vez de pagar en metálico (que no tributa) paga con la motocicleta, el adquirente de la moto, tributará al 5 por ciento (bien mueble), estando ante una permuta.

      d) En relación a la última cuestión, si una CB no ha desarrollado actividad empresarial,no tiene bienes inscribibles y se disuelve sin exceso no tributará por AJD, TPO ni ISD.
      Si tiene bienes inscribibles, y se disuelve sin excesos, tributará por AJD al 1,5 por ciento, sin exención, a no ser que la normativa, para ese tipo de comunidad contemple algún tipo de exención. Pero como regla general, estará sujeto. La exención de gananciales es solo aplicable a esta no a cualquier tipo de comunidad de bienes.

      Ten presente que el tema de las disoluciones de comunidad es muy complejo y lleno de matices, a veces contradictorios, por tanto, mucha atención.

      Para cualquier cosa no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

      Gracias y un saludo,

      Beatriz y Josep Maria

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *